14-EGIPTO: BLEHAT SAMAK (Bastoncitos de pescado)

post3Es evidente que a los egipcios les gustaba comer y tenían buen apetito. Ya en el Gran papiro de Harris – texto egipcio que habla de temas religiosos e históricos – se hace mención a los alimentos casi tantas veces como al oro, los metales y los cosméticos. Para los egipcios la alimentación no era una mera necesidad biológica sino que también formaba parte de su religión. Así lo demuestran la gran cantidad de ofrendas y escenas de banquetes funerarios que aparecen en sus tumbas y algunas excavaciones que han descubierto que los alimentos eran usados como moneda de cambio. Los trabajadores de las grandes pirámides de Giza fueron pagados con pan, cerveza y cebollas que eran tres alimentos básicos de la dieta rural de la zona.

Las primeras civilizaciones egipcias de la época de los faraones ya cultivaban muchas frutas y hortalizas, legumbres, hierbas aromáticas, almendras y otros frutos secos. Otros de los alimentos que se consumían normalmente eran la carne de buey, las aves y diferentes pescados. Aunque, en realidad, la carne sólo se la podían permitir los más pudientes, así que el pescado era el principal aporte de proteínas que tenía el pueblo.

Egipto-660x495[1]

Aunque Egipto es un país africano por geografía, su historia, su religión  y su cultura están íntimamente ligadas a los demás países de Oriente Medio. Esto da como resultado unas actitudes, unos sabores y unas costumbres culinarias muy parecidas. Fueron los árabes quienes introdujeron complejidad y sutileza en esta cocina con su gusto por las especias y por esencias florales sutiles como el agua de azahar o de rosas.

En la cocina egipcia, como la del resto de Oriente Medio, el pan tiene una gran importancia y es protagonista. Los egipcios usan el pan para envolver los alimentos (para kebabs y  falafels), como cuchara, para untar en salsas, en dips… Se consume en casi todas las comidas y  forma parte de platos clásicos como la del Dattah, que lleva varias capas de pan seco empapado de caldo, arroz, carne y cubierto por yogurt, nueces y pasas; o el Om Ali, uno de los platos  más tradicionales, que se elabora con una mezcla de pan o pasta con leche, nueces, coco y pasas y se sirve en caliente.

Otras recetas populares que también cabe destacar son el  Kosahri, – que algunos lo consideran el plato nacional – un plato contundente que integra capas superpuestas de macarrones, arroz, lentejas y recubierto por salsa de tomate o el Hanan, unos deliciosos pichones rellenos de granos de trigo verde o arroz.

Por supuesto que no hay que olvidar en este rápido repaso gastronómico dos grandes emblemas de la cocina egipcia: los entrantes y los dulces. Los famosos entrantes, conocidos como Mezze, son compartidos por otros países de su entorno y populares en el mundo entero. Son un divertido y estético surtido de pequeños platos que se sirven al mismo tiempo y antes de los platos principales. Una amplia y deliciosa variedad de platos como ensaladas, encurtidos, fritos o cremas untables pata acompañar al pan. Pero ya profundizaremos en ellos cuando hablemos de alguno de los países vecinos.

Los dulces y postres no se pueden pasar por alto. Son también de influencia árabe y muy similares a los de otros países del mediterráneo Oriental. Cuentan con delicias tales como la Basbousa, llamada Harissa en Alejandría, que es un postre picante de sémola empapado con  jarabe de azúcar y cubierto de almendras; la Baklava – uno de los más conocidos – elaborado por varias capas de pasta filo, jarabe de azúcar y frutos secos; el Polvorón, muy común en todo el norte de África, que es una galleta de mantequilla cubierta con almendra tostadas o el Kahk, uno de los más tradicionales, y que es un bizcocho que puede servirse solo o relleno de dátiles o nueces y está recubierto con azúcar en polvo. Todos ellos auténticos pecados que son ideales para acompañar un buen té o café egipcio.

post

Y después de haber babeado con esta lista de dulces os voy hablar de la receta que hoy tomaremos en nuestra escala: Bastoncitos de pescado o Blehat samak. Estos bastoncitos son una sabrosa golosina que se sirve como aperitivo para acompañar una bebida, o bien se ofrecen como segundo plato si se cocinan levemente en una salsa de tomate y se acompañan con arroz.

A mí me gustan como aperitivo acompañados con salsas  como la de de tomate picante que aparece en la foto. Es un plato muy sencillo que lleva pocas especias y que, como siempre insisto, podéis adaptarlo a vuestro gusto. En la receta que os doy a continuación he subido las cantidades de especias y he añadido alguna otra como el ras el hanout porque la original – cortesía de la familia Lagnado de El Cairo – me resultaba demasiado suave. Si no sois muy de especias o la queréis hacer para que vuestros niños no os pongan caras raras, ponedle la mitad de las cantidades que os indico y así os quedara un sabor muy sutil que no disgustará a nadie.

Espero que os guste el picoteo egipcio de hoy y que lo disfrutéis.

post2

INGREDIENTES:

Para unos 30 bastoncitos.

–          ½ kg de pescado blanco crudo

–          1 huevo + 1 yema

–          60 g de pan rallado tostado + el necesario para corregir la textura

–          2 cdas de perejil picado

–          2 dientes de ajo machacados

–          2 cdtas de comino en polvo

–          1 cdta de cúrcuma

–          1 cdta de ras el hanout

–          ½ cdta de chile en polvo

–          Sal y pimienta

–          Aceite de oliva para freir

ELABORACIÓN:

  • Desmenuzar el pescado y añadirle el resto de ingredientes hasta obtener una masa que debe ser firme y fácil de trabajar. Si no es así, añadir más pan rallado para obtener una buena consistencia.
  • Cuando se tiene la consistencia adecuada, tomar pequeñas cantidades de masa y hacer rollitos de unos 5 cm con las manos.
  • Pasarlos por un poco más de pan rallado si se desea (yo no lo hice) y freirlos en aceite caliente hasta que estén dorados. Escurrirlos en papel de cocina y servirlos calientes acompañado de una salsa de tomate picante.

NOTA: Otra opción, para que los bastocillos queden más ligeros, es poner la mitad de pan rallado (30g) y la otra mitad (30g)  de harina de garbanzos.

Fotografías de la receta:Food&Chic. Todos los derechos reservados

Fotografía piramide: google imagenes

Receta del libro: La cocina del mar  Mediterráneo. Alan Davidson. Ediciones Omega.

 

 

7 pensamientos en “14-EGIPTO: BLEHAT SAMAK (Bastoncitos de pescado)

    • Claro que sé que lo dices de verdad!!! Eres mi mejor seguidora porque sé que pruebas un montón de recetas.
      También aprovecho para pedirte , a tí y a todos, que si en alguna receta véis algo que falla por favor me lo digáis. Yo pruebo todo varias veces antes de publicarlo pero siempre puede fallar o faltar algo.Se admiten sugerencias :):) Aquí estamos todos para aprender unos de otros. Es lo bonito de esto.
      Muchas gracias Noe por tu comentario.
      Un besazo grande

  1. Gracias Maria! Me parece una buena alternativa a las tradicionales croquetas y como dices,una manera muy sencilla de probar recetas de otros paises y muy atractivas para los más pequeños.
    Hoy he tomado las riquísimas hamburguesas de tofu cn especias y pimentón ( dulce y picante), que por cierto,son una buena manera de q lo prueben los q solamente les gusta la carne, por su parecido sabor cn la prueba de cerdo…☺
    Un beso🌹

    • Hola Maribel! Si , la receta de hoy es muy humilde y sencilla. Asi son muchos de los platos tradicionales de Egipto como has podido leer y este me pareció útil para picotear y para los niños para ir metiéndoles poco a poco sabores diferente por que al paladar también hay que educarlo🙂
      Un besazo grande

  2. Mary, me parece una receta estupenda, sencilla pero muy chic, me parece un aperitivo sensacional!!!! Un beso guapisima

  3. Y yo sin saber que cuando les hacía palitos de pescado a mis niños les estaba haciendo Blehat Samak… eso sí, sin ras el hanout. Es casi clavado a lo que hago en casa, de verdad, sólo que lo pongo planito y saco formas con un corta pastas para que quede más niño-friendly. Me gusta la idea de la salsa de tomate picante para acompañar y lo de la harina de garbanzos también, como para las tortitas de camarones. Si es que se sacan unas ideas de tu blog buenísimas. Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s