Weihnachtsmärkte (mercados navideños) alemanes

Alemania4

Como os dije en la anterior entrada hoy hago este “post exprés” sólo para dejaros un pequeño resumen de algunos de los mercadillos de Alemania que más me han gustado.

No podría decidirme por uno de ellos  porque todos tienen su encanto particular y son especiales. Os recomiendo que, si tenéis oportunidad, los visitéis. Es una experiencia preciosa tanto para niños como para mayores.

Estos son algunos  de mis favoritos:

1- Múnich. A los pies de su espectacular ayuntamiento, en Marienplatz, este pequeño mercadillo ofrece la estampa más navideña de la ciudad. Tomar un bretzel – lazo de pan con sal – y un vino caliente es lo ideal para disfrutar del mágico momento en el que el carrillón del Glockenspiel empieza a girar sus figuritas al son que marcan sus campanas. Otro capricho es subir la escalera de caracol de la Rathaugturm – torre del ayuntamiento – donde está el museo del juguete. Recomendable para todos los que seguimos siendo un poco niños. Sólo un consejo más: evitar esta visita en fin de semana. Pierde todo su encanto con la avalancha de turistas que suele haber.

Alemania Munich

2-NurembergChristkindlesmarkt. Se encuentra en la plaza vieja de la ciudad .Siguiendo el olor a pan de jengibre, manzanas y salchichas se da con él fácilmente. Es imprescindible en este mercado probar las pequeñas y famosas Núremberg bratwurst a la parrilla. Comérselas en un bollito con un poco de mostaza es todo un vicio. Otra opción es sentarse en las mesas corridas del restaurante Bratwurst-Häusle, a unos metros en la misma plaza. Junto a él está el Kinderweihnachmarkt, el mercadillo para niños. Merece la pena ver su carrusel y su trenecito.

Alema Franf

3- Colonia. Esta ciudad cuenta con unos 8 mercadillos. No hay excusa para aburrirse. Los más populares son el de la catedral, coronado por un enorme árbol de Navidad, y el de la plaza vieja, donde la diversión está asegurada en su pista de patinaje. Tomarse aquí una deliciosa y potente cerveza kölsch es obligado y tan divertido como patinar. En Peter Brauhaus la hacen ellos mismos y hay un gran ambiente.

weihnachtsmarkt2rr6[1]

4-Augsburg. El Christkindlesmarkt de esta ciudad bávara es de los más antiguos y famosos de Alemania. Con más de 500 años, este mercadillo es perfecto para los coleccionistas de piezas de belenes y para comprar adornos en madera, todo ello artesanal. Merece la pena la cervecería Ratskeller, en los bajos del ayuntamiento, su flammküchen es deliciosa y, acompañada con un buen riesling, mejor aun.

Autsb

5-Berlín. En una de las plazas más bonitas de la ciudad se ubica el Gendarmenmarkt. Fantásticos puestos donde comprar un poco de todo, hasta sombreros tiroleses. Para comer, en las preciosas carpas–restaurantes, se puede elegir entre ganso asado, schnitzel – escalope -, flammküchen, ostras o deliciosas tartas. Aquí nunca olvido comprar uno de mis vicios, el Baumküchen – deliciosas capas de bizcocho horneado – cubiertas de chocolate habitualmente.
En Berlín también es recomendable el mercado de Schloss Charlotteburg.

Ale
6-Dresden. En esta fotogénica e histórica ciudad está el Striezelmarkt, otro cuidado mercadillo. Cuna del clásico dulce navideño Stollen, un pan dulce hecho a base de mazapán y frutas secas. La mejor opción es perderse por esta impresionante ciudad. Cuenta con tabernas típicas en los alrededores del mercado donde probar el tradicional ganso asado acompañado de lombarda y bolas de patatas.

aleman

DSC_0110

7-Bernkastel. Este pueblo a orillas del Mosela es el escenario ideal para vivir nuestro propio cuento. En su pequeña plaza se encuentra el mercadillo que se va diseminando por sus idílicas callejuelas. Y después de los paseos y compras, una copita de riesling. Cerca de la plaza dos sitios con impresionante carta de vinos: Riesling Haus – también vende adornos monísimos – y Doctor Weinstube.

Alema Bercastel

8-Trier. A las puertas de la zona vinícola del Mosela se encuentra esta ciudad, la más antigua de Alemania. Un mercadillo mezclado con vestigios romanos y a la sombra de la impresionante catedral de St. Peter se convierte en visita obligatoria.

Alema Trier

9-Frankfurt.  En el centro del  casco antiguo, instalado en torno al histórico Römerberg y presidido por un árbol de navidad gigante se encuentra el fabuloso mercadillo de navidad de Frankfurt (anteriormente llamado Christkindchesmarkt). Según cuentan este mercado  lleva existiendo desde 1393. Esto sí que es tradición, ¿verdad? Aquí podremos encontrar además de preciosos adornos, especialidades dulces de la zona como las Frankfuter Breten (galletas de mazapán), los Bethmannchen (dulces de almendras) y los Quedschemennscher (dulces de ciruelas secas).

Alemania Franfurt

Lógicamente hay muchos más y este pequeño listado es sólo orientativo. En casi cualquier pueblecito de Alemania (y de Centroeuropa en general) encontrareis un mercadillo. Lugares encantadores y llenos de ambiente por los que pasear con la familia – para los niños es una experiencia increíble – o tomar una taza de vino caliente con los amigos. Dejaos llevar por las luces, los adornos, los coros de niños cantando villancicos o la música clásica de los conciertos de Adviento. Probad la comida y los dulces de los puestos. Escoged vuestro adorno para el árbol. En definitiva, sentid la Navidad aunque sólo sea por unas horas y volved a verla a través de los ojos de un niño.

Fotografías Food&Chic: F&C. Todos los derechos reservados.

Fotografia de Colonia perteneciente a blogdevaiaje.net

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s